Agenda
Ahora






Entérate

BEBIDAS ENERGETICAS VS BEBIDAS DEPORTIVAS

Por : on : 21 agosto, 2017 Comentarios : (0)

Los riesgos de las bebidas energéticas pueden ser por su contenido de cafeína mezclado con otras sustancias y por su alto nivel de azúcares. Pero el mayor peligro no es el producto en sí, sino cómo se consume. Es decir, mezclado con alcohol o con el objetivo de mejorar el rendimiento deportivo.

Bebidas energéticas y alcohol 

Son muchos los estudios que han vinculado el consumo de estas bebidas con conductas de riesgo, pero como siempre hay que analizar las cifras con cuidado. ¿Son estas bebidas las que nos llevan a tener conductas de riesgo o son las personas que tienen conductas de riesgo al consumir estas bebidas habitualmente? Pero no sería justo satanizar éstos productos.

Lo que si hay que tener en cuenta es que el consumo de bebidas energéticas junto al alcohol, disminuye las percepciones subjetivas de estar borracho. Es decir, enmascara (pero no mejora) los síntomas de embriaguez y por tanto se incrementa el consumo de alcohol y las consecuencias derivadas de ello.

Bebidas energéticas y deporte

El consumo de bebidas energéticas asociado al deporte es también muy común. Es un alto porcentaje de adultos que dicen consumir estas bebidas durante la actividad deportiva. El problema es que un exceso de cafeína (y más mezclado con otras sustancias excitantes) es muy peligroso cuando se está realizando una actividad física intensa; algunos estudios apuntan incluso a un aumento de la frecuencia cardíaca que puede producir palpitaciones o, en casos graves, convulsiones o muerte súbita.

Esto se produciría con elevadas cantidades de cafeína puesto que, en dosis correctas, la cafeína tiene un demostrado efecto sobre el rendimiento deportivo. De todos modos, yo no elegiría este tipo de productos como fuente de cafeína durante el deporte y es que, existen otras fuentes que nos serán más favorables a la hora de practicar deporte. Por otra parte, hay que aprender a diferenciar las bebidas energéticas de las bebidas deportivas las cuales sí tienen un efecto demostrado en nuestro rendimiento deportivo.

 Bebidas energéticas vs bebidas deportivas

  • Composición:las bebidas energéticas no tienen una definición establecida o regulada por lo que su composición puede ser bastante variable de unas a otra, en cambio, las bebidas deportivas suelen tener una composición más homogénea dentro de las diferencias que te puedes encontrar entre ellas.
  • Función:la función de las bebidas deportivas es rehidratar al deportista, aportar glucosa al orgnanismo y reponer el líquido y electrolitos perdidos debido a la sudoración. Por otro lado, la función que dicen cumplir las bebidas energéticas es aumentar la concentración y el estado de alerta
  • Carbohidratos:las bebida deportivas contienen habitualmente entre un 6%-9% de carbohidratos y normalmente son mezclas de varios azúcares (sacarosa, fructosa, maltodextrinas, glucosa) mientras que las bebidas energéticas contienen un 10-12% sobre todo a través de glucosa y sacarosa y, en este caso, más no es mejor. Debido a su mayor contenido en azúcares la osmolaridad del producto (la cantidad de soluto disuelta en el líquido) sube y esto nos puede generar malestar gastroinstestinal durante la práctica deportiva.
  • Sodio: lo adecuado para reponer las pérdidas de sodio que se producen por la sudoración es que la bebida deportiva contenga de 46-115 mg/100ml de este mineral. Esto nos ayuda a mantener una correcta hidratación y a evitar consecuencias como unas simples rampas o una hiponatremia, que podría llegar a tener consecuencias fatales.  Las bebidas energéticas tienen cantidades muy variables de sodio yendo desde las que no tienen nada o se quedan por debajo a bebidas que sobrepasan las dosis de 115mg/100ml.
  • Cafeína:las bebidas energéticas aportan cafeína en cantidad nada despreciable mientras que las bebidas deportivas no, lo que es algo lógico ya que estas bebidas están pensadas para rehidratar al deportista de manera habitual (siempre que el deporte se realice durante más de 1h) y el efecto ergogénico de la cafeína es dosis dependiente. Es decir, si acostumbramos al cuerpo a tomar grandes cantidades de cafeína tomando como hidratación una bebida energética o cualquier bebida con cafeína después nos será más difícil notar un efecto ergogénico de la cafeína durante una competición.

En definitiva las bebidas deportivas pueden ser muy útiles para reponer líquidos y electrolitos perdidos en la práctica deportiva por la sudoración. Por su parte, las bebidas energéticas se tienen que ver como un refresco azucarado más pero con una mayor dosis de cafeína y otros excitantes y, por tanto, se debe consumir de manera modera o evitar su consumo, sobre todo, durante la realización de deporte.

Lic. Nut. Daniela García Quijano

pgalazdr

Autor

Cirujano General, especialista en Cirugía Gastrointestinal, Bariátrica y Metabólica.

Ver todos las notas

Deja un comentario

Agenda tu cita en línea

Solicita tu primer consulta y entérate si eres candidato a cirugía