Agenda
Ahora






Enfermedades de la Vesícula Biliar

REGRESAR

¿Qué es la vesícula biliar?

La vesícula biliar es un órgano abdominal en forma de pera que se encuentra por detrás del hígado del lado derecho del abdomen.

¿Qué función tiene la vesícula biliar?

La vesícula biliar es un reservorio de bilis que produce el hígado. Cuando pensamos, olemos o comenzamos a comer, la vesícula se contrae para enviar bilis a la primera porción del intestino delgado conocida como duodeno. La bilis es necesaria para digerir las grasas de los alimentos, entre más grasa tenga la comida, mayor es la contracción de la vesícula para enviar mayor cantidad de bilis al intestino y poder digerirla.

¿Qué son las piedras en la vesícula?

Las piedras en la vesícula biliar o litiasis vesicular son piedras de colesterol y sales biliares en 80% de los casos, el 20% restante son piedras formadas por calcio o por otras sales.

A diferencia de las piedras en el riñón, las piedras en la vesícula son el resultado de un mal funcionamiento, es decir una deficiente contracción de la vesícula lo que provoca que siempre haya un remanente de bilis en su interior provocando que los cristales de colesterol se precipiten formando arenillas, lodo, microlitiasis y posteriormente litiasis de pequeños y grandes elementos.

¿Cuáles son los riesgos de tener piedras en la vesícula?

Cuando existen piedras pequeñas de menos de 3 mm, el riesgo principal es que las piedras salgan de la vesícula biliar y se atoren en el conducto que comunica a la vesícula con el intestino delgado conocido como colédoco. El colédoco se junta con el conducto pancreático al desembocar en el intestino. El riesgo mayor de tener piedras en la vesícula de 3 mm es que provoquen una pancreatitis biliar.

Las piedras mayores de 3 mm raramente salen de la vesícula biliar, lo que producen estas piedras es una inflamación persistente de la mucosa de la vesícula conocida con el nombre de colecistitis. Cuando una piedra se atora en la salida de la vesícula produce un cuadro de inflamación aguda conocida como colecistitis aguda.

¿Cómo sé si estoy enfermo de la vesícula?

Los síntomas clásicos de enfermedad de la vesícula biliar son dolor a nivel del borde costal derecho del abdomen, el dolor puede irradiarse a la parte media de la espalda o al omoplato derecho. Se acompaña de náusea y vómito provocado por comer con abundante grasa. Estos síntomas los presentan el 50% de las personas únicamente.

El 50 % restante presenta síntomas vagos como dolor en la boca del estómago, dolor en el lado izquierdo del abdomen, inflamación o distensión abdominal y diarrea, generalmente después de comer alimentos con grasa o condimentados.

En la mayoría de los casos para confirmar el diagnóstico únicamente es necesario realizar un ultrasonido de hígado y vías biliares. En ciertos casos es necesario hacer estudios de imagen como tomografía o gammagrama vesicular.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento actual considerado como el estándar de oro para las enfermedades de la vesícula biliar es la colecistectomía laparoscópica. En esta cirugía se extirpa la vesícula mediante cirugía de invasión mínima en donde se realizan 3 pequeñas incisiones en la pared abdominal de 1 cm.

En nuestra clínica realizamos la colecistectomía por cirugía de puerto único. Es decir que solamente realizamos una incisión a través del ombligo en donde colocamos un dispositivo de alta tecnología que nos permite realizar la cirugía de forma segura sin la necesidad de realizar más incisiones. La recuperación es mucho mejor que en la cirugía laparoscópica de 3 o 4 puertos ya que no hay mas heridas que la del ombligo y el resultado estético es inmejorable ya que no existen cicatrices visibles.

¿Qué cuidados debo tener después de la cirugía de vesícula?

Después de la cirugía de vesícula existe un periodo en el que el cuerpo se adapta a vivir sin vesícula y a manejar la secreción de bilis por el hígado. Este periodo varía de paciente a paciente pero en promedio dura 4 semanas.

Durante las 4 semanas siguientes a la operación, los pacientes deben permanecer en dieta blanda y posteriormente irán añadiendo alimentos a la dieta de forma progresiva.

En nuestra clínica a nuestros pacientes les damos una orientación nutricional con un plan de alimentación postoperatorio diseñado para que el cuerpo se adapte más rápidamente a vivir sin vesícula biliar logrando una mejor recuperación.

¿Qué consecuencias hay de vivir sin vesícula?

Como la vesícula biliar es un reservorio de bilis, la consecuencia de vivir sin vesícula está relacionado a la cantidad de bilis que necesita el intestino para digerir los alimentos. En el 90% de nuestros paciente no existe una consecuencia importante, solamente un poco de intolerancia a las comidas demasiado grasosas.

REGRESAR

Agenda tu cita en línea

Solicita tu primer consulta y entérate si eres candidato a cirugía